Bienvenidos a mi Portal

xxx

En el podrás encontrar información sobre varios aviones, tanto comerciales como militares, algunas biografías y momentos históricos de la Aeronáutica Mundial, algunas páginas sobre Meteorología y varias páginas misceláneas, que estoy seguro que serán, de alguna forma, una ayuda en tu interés sobre la Aeronáutica.

Como por ejemplo sobre el avión Cessna T-37, un bimotor jet para entrenamiento básico usado para enseñar los principios de funcionamiento de un avión de motor de reacción instrumentos, vuelo en formación y vuelo nocturno, afectuosamente conocido como el "Tweety Bird" o "Tweet", también del Stearman PT-17, en el cual la mayoría de pilotos de la Segunda Guerra Mundial recibieron su entrenamiento de vuelo primario.

Siempre soñamos con volar y hace años conocimos el parapente que es el sueño de ICARO y Leonardo Da Vinci, lo aprendimos a volar y nos empezamos a sentir aves.

En la mitología griega, Ícaro es hijo del arquitecto Dédalo, constructor del laberinto de Creta, y de una esclava. Fue encarcelado junto a él en una torre de Creta por el rey de la isla, Minos.

Dédalo consiguió escapar de su prisión, pero no podía abandonar la isla por mar, ya que el rey mantenía una estrecha vigilancia sobre todos los veleros, y no permitía que ninguno navegase sin ser cuidadosamente registrado. Dado que Minos controlaba la tierra y el mar, Dédalo se puso a trabajar para fabricar alas para él y su joven hijo Ícaro. Enlazó plumas entre sí empezando por las más pequeñas y añadiendo otras xxx cada vez más largas, para formar así una superficie mayor. Aseguró las más grandes con hilo y las más pequeñas con cera, y le dio al conjunto la suave curvatura de las alas de un pájaro. Ícaro, su hijo, observaba a su padre y a veces corría a recoger del suelo las plumas que el viento se había llevado, y tomando cera la trabajaba con su dedos, entorpeciendo con sus juegos la labor de su padre.
Cuando al fin terminó el trabajo, Dédalo batió sus alas y se halló subiendo y suspendido en el aire. Equipó entonces a su hijo de la misma manera, y le enseñó cómo volar. Cuando ambos estuvieron preparados para volar, Dédalo advirtió a Ícaro que no volase demasiado alto porque el calor del sol derretiría la cera, ni demasiado bajo porque la espuma del mar mojaría las alas y no podría volar. Entonces padre e hijo echaron a volar.

Pasaron Samos, Delos y Lebintos, y entonces el muchacho comenzó a ascender como si quisiese llegar al paraíso. El ardiente sol ablandó la cera que mantenía unidas las plumas y éstas se despegaron. Ícaro agitó sus brazos, pero no quedaban suficientes plumas para sostenerlo en el aire y cayó al mar. Su padre lloró y lamentando amargamente sus artes, llamó a la tierra cercana al lugar del mar en el que Ícaro había caído Icaria en su memoria. Dédalo llegó sano y salvo a Sicilia bajo el cuidado del rey Cócalo, donde construyó un templo a Apolo en el que colgó sus alas como ofrenda al dios.





xxx


Búsqueda en el Aeronáutico del Guajiro