Roberto Tello

Roberto Tello
El Espejo de mi Vida - Roberto Tello

Barranco, reducto de romance y poesía, fue su cuna. Allí empezó a sentir amor por el canto y en 1949 con todo el ímpetu de su juventud, cantó por primera vez en Radio "Libertad" Lo acompañaría el cuarteto del maestro Liza, "Donoli", cantando el tango "Trenzas" del repertorio de Miguel Caló. Muchos afirmaban que tenía un parecido, en la voz, a Raúl Iriarte. Ya figuraban como estrellas del tango, Julio Genta y el otro recordado bandoneonista Patricio Barrios, con el piano de Francisco "Panchito" Torres. Inmediatamente lo incluyeron como vocalista del mentado cuarteto.

No pasó mucho tiempo y la Orquesta Típica de Coltrinari y Rullo, lo convenció para actuar a su lado. Radio "Victoria" sería su nueva casa y los éxitos se acumularían cantando en el restaurante "La Cabaña. Existiría una sana competencia con Raúl del Mar, ya de renombre. Ese auditorio le regalaba mayores aplausos al jovencito cantor que, muy tímido, demostraba su talento y esa voz que le depararía un gran futuro. Inicia una gran aventura por toda Latinoamérica y conquista grandes simpatías. En los Estados Unidos, vuelve a sentir el aplauso, cantando tangos e incluyendo en su repertorio nuestros valses.

Estamos de acuerdo con quienes opinan que la década del 50, fue la de mayor auge para la canción criolla. Además de triunfar en la radio, los artistas tenían una gran oportunidad en la industria del disco. Aparecen los estudios de grabaciones con mayores técnicas y ofrecen oportunidades para crear éxitos de venta. Así, surgen triunfales "Los Dávalos", "Los Troveros Criollos", "Los Morochucos", "Jesús Vásquez" y todas las nuevas estrellas. Un arreglista chinchano, Manolo Ávalos, le da un nuevo toque al vals y que causa sensación. Se dejan de lado las guitarras e irrumpe introduciendo clarinetes al inicio y mitad de cada vals.

Su piano, completa el nuevo toque. Aquí es precisamente donde el gran Roberto Tello se reafirma como cantante de éxito. "El Espejo de mi vida" de Felipe Pinglo y su insuperable versión de "El Rosario de mi Madre", tema de Mario Cavagnaro lo han hecho inmortal. "Si te vas qué me queda", "Copas Llenas", "Fina Estampa" y otros inolvidables valses, completan su hermoso repertorio. La voz de Roberto Tello, tiene de todo. Es varonil, muy importante en el gusto de las damas y hay matices de drama y dulzura. Es el verdadero actor que interpreta el vals y lo hace llegar imprimiéndole ternura y emoción.

Es una voz elegante con la que nos identificamos y escucharlo en "El Espejo de mi Vida", es como sentir su letra y hacerla propia ahora que los años nos han invadido. En síntesis, es el verdadero intérprete del compositor y con su voz dúctil y melodiosa, nos envuelve en cada historia. Le rindo mi homenaje, porque se lo merece con toda justicia. En 1996, tuvimos un encuentro con él en Santa Beatriz. Nos invitó a sus Bodas de Oro Artísticas el domingo 3 de Marzo y allí estuvimos. Conservo aquella tarjeta con su dedicatoria y una felicitación por "Musiencuentros", programa que producíamos en Radio Nacional.

Son muchos los años entregados a difundir nuestra música. Una delicada operación le afectó gravemente la voz, pero le salvó la vida. Recuerdo que lo dejamos haciendo presentaciones con el fondo musical de sus grabaciones y el público lo aplaudía igual y ojalá se mantenga así. Se hizo acreedor a muchos premios y en especial "El Disco de Oro" por las ventas logradas. Ha sido y seguirá siendo un ¡Grande y es el Caballero de la Canción Criolla!. "ROBERTO TELLO", forma parte de nuestros astros y estrellas, aquellos que siguen brillando en el firmamento del arte. Ha sido un honor reseñarlo. Gracias.




Estación de Radio desde algún lugar del Mundo
MP3

Does not work on Cell phones, Tablets and Firefox
No funciona en Celulares, Tablets y Firefox





Regresar a Cantantes



Búsqueda en Los Portales del Guajiro