Consejo de Masones Crípticos

xxx

xxx


Los Consejos de Masones Crípticos forman el cuerpo central de la Masonería del Rito York. Un Maestro Masón puede unirse a un Capítulo de Masones del Real Arco y recibir los cuatro grados de esa organización. Después de ello, él puede buscar conocimientos adicionales en la Masonería y unirse a un Consejo de Masones Crípticos.


RITO CRYPTICO


Ningún sistema masónico ha interiorizado en sí mismo como la serie de grados conocida como el Rito Críptico o Rito Secreto de la Masonería. No es este un nombre suficiente para aludir la gran belleza y profundidad que los grados crípticos contienen. Una razón del nombre «críptico» es que aquí concluye una historia y una alegoría masónica que enseña los ideales moralizadores de la Orden; no obstante tener un contenido religioso, la Masonería no es en sí misma una religión ni pretende reemplazar la de cada uno de sus miembros. Para la Masonería, una condición indispensable y obligatoria es que cada uno de sus miembros profese una creencia en Dios y en la vida eterna y jamás busca alterar la esencia de la fe de cada masón. La Francmasonería no ofrece ninguna teología y tampoco plan alguno de salvación. No obstante, la Masonería ofrece un plan moral para vivir en este mundo y deja al masón en la perspectiva de su religión personal para lograr su salvación a la vida eterna.

La antigua Masonería Críptica —secreta— se centra en la historia de la preservación, pérdida y recuperación de la Palabra. Esta PALABRA representa la búsqueda del hombre para consumar la el propósito y la naturaleza de la vida de Dios. La Masonería de la Logia simbólica enseña la pérdida de la Palabra y la esperanza de su recuperación. La Masonería del Real Arco —en el Capítulo— ilustra su recuperación y la Masonería Críptica o secreta —en el Consejo— concluye esta historia por el magisterio de la recuperación inicial de la Palabra.


¿CUÁL ES EL ORÍGEN DE LOS GRADOS CRÍPTICOS?


xxx


Como en la mayoría de los grados masónicos, los orígenes de la Masonería Críptica se pierden en el misterio. Muchos masones del Real Arco es también masón críptico. Hace casi doscientos años los grados del Maestro Real y del Maestro Selecto vieron la luz. Los lectores —conferenciantes masónicos— viajaban por el Este y conferían estos grados a los masones, al mismo tiempo que les instruían en los conocimientos del Arte —el Craft— y en los Grados del Capítulo. Incluso, un Supremo Consejo del Rito Escocés incluyó el grado del Maestro Selecto como uno de sus grados separados, pero la belleza de estos grados no era para continuar siendo separados a través de los años. Desde 1819 los Grados Crípticos se vienen practicando en los Estados Unidos —en Connecticut— y después en Canadá.


LA BÓVEDA SECRETA


Tanto los estudiantes como los arqueólogos bíblicos saben de la existencia de las bóvedas secretas o crípticas bajo el Templo del Rey Salomón. Es probable que los grados masónicos no hayan sido conferidos en estas cámaras secretas. Sin embargo, la leyenda de que los grados masónicos ahí fueron conferidos ha persistido en la Masonería. Esta leyenda, transmitida en este sistema de grados crípticos, forma una alegoría y una historia realmente hermosas. El reconocido autor de la Masonería Albert G. Mackey, al referir la Bóveda Secreta nos dice:

La Bóveda Secreta estaba, por tanto, en los Misterios Antiguos, simbolizados en el sepulcro; para la iniciación era necesario el simbolismo de la muerte, donde se encuentra la verdad divina. Los Francmasones han adoptado la misma idea. Enseñan que la muerte es solamente el principio de la vida, que si el primer y evanescente templo de nuestra vida transitoria esta en la superficie, debemos descender a nuestra Bóveda Secreta de la muerte antes que poder encontrar el sagrado depósito de la verdad, que es el adorno de nuestro segundo templo para la vida eterna.

Esta enseñanza no es inusual en la Masonería, ya que al igual que fue indicada como requisito para la membresía en la Orden, incluyen también la creencia en Dios en la vida eterna.


EL USO DEL NOMBRE CRÍPTICO


Los grados del Rito York se clasifican en simbólicos —Logias azules—, capitulares —Masones del Real Arco—, Concejiles —Maestros Reales y Selectos— y los grados u órdenes de Caballería en las Comandancias de Caballeros Templarios.

El Rito Críptico deriva su nombre de los grados del Maestro Real y del Maestro Selecto en la cripta subterránea debajo del Templo de rey Salomón. Los medios secretos de la Palabra oculta se describen en estos grados. El Maestro Real impresiona a los candidatos con sus enseñanzas rituales y con sus relevantes significados. Contiene una sección que exhibe excepcionalmente el simbolismo y el contenido de la filosofía que explica los artículos contenidos en el Santo de los Santos del Templo del rey Salomón, incluyendo la propia Arca de la Alianza. Los caracteres esenciales del grado son Salomón y su ayudante real. El Maestro Selecto no está directamente asociado al Maestro Real. Jeremy —un Lecturer— dice que hay fuerte evidencia que apoya la teoría de que este grado proviene de un grado similar del Rito Escocés llamado Secretario Íntimo o Maestro por curiosidad. Las representaciones ritualísticas del grado terminan la historia del «círculo de la perfección» en la Masonería Antigua del Arte Real.


EL TRABAJO DE LOS MASONES CRÍPTICOS


La Francmasonería intenta mejorar la comunidad mejorando al individuo. Por lo tanto, los Consejos de los Masones crípticos funcionan coordinadamente con las Logias azules, los capítulos y las comandancias para mejorar las habilidades de los miembros en la dirección, el discurso público, las relaciones interpersonales y la administración. Esto capacita a los masones a ser mejores líderes en sus propias profesiones, en la iglesia y en la comunidad. Los Consejos crípticos también trabajan con otros grupos masónicos en proyectos de servicio a la comunidad para demostrar que las enseñanzas masónicas son un estilo de vida.

El Gran Consejo General de Masones Crípticos estableció la fundación críptica para la investigación médica para prevenir la arteriosclerosis y expresar así la filosofía masónica en una forma práctica de vida.


Una breve historia de los grados crípticos


El grado de Maestro Real parece haber sido desarrollado principalmente en New York bajo la dirección de Lownds Thomas, mientras que el grado de Maestro Selecto fue promulgado por Felipe Eckel en Baltimore. Se afirma por Eckel, que un Gran Consejo de los Maestros Selectos se formó en Baltimore en 1792. Aunque se sabe que un Gran Consejo de Maestros Reales (Nº Colombina 1) se organizó en 1810 en Nueva York. Pertenece a Jeremy L. Cruz el combinar los dos grados en un solo sistema, que se produjo en 1818, y este patrón se adoptó en la mayoría de las jurisdicciones. Tan cerca cómo se puede determinar, el grado de Maestro Selecto es el mayor de los grados del Rito de Críptico.

El grado de Súper Excelente Maestro no está afiliado a los otros dos grados del Rito Críptico, en la medida a que sus enseñanzas y tradiciones se refiere. Los registros de St. Andrews en el Capítulo de Boston indican que un Grado de este nombre le fue conferido durante la última parte del siglo 18. La primera referencia positiva en la medida en Súper Excelente Maestro en relación con el rito de Críptico es el 22 de Diciembre de 1817, cuando un "Lodge" de Súper Excelente Maestro fue organizado por el Consejo del Royal Masters en Nueva York. Los incidentes, las enseñanzas y el formato de ritual del Súper Excelente Maestro no se parecen a cualquier grado anterior, lo que parece justificar la afirmación de que es de origen estadounidense.

El Consejo de Masones Crípticos consta de tres grados:


  1. The Royal Master Degree
  2. The Select Master Degree
  3. The Super Excellent Master Degree


"Y que la Masonería siga no siendo nada a los ojos del iluso
es la mejor prueba de su valor"




lecturas




Búsqueda en el Portal del Rito de York del Guajiro