• images cero
  • images one
  • images two
  • images three
  • images four
  • images five
  • images six
  • images seven

Alas Peruanas

xxx

Letra: Samuel Herrera
Música: Samuel Herrera
Intérprete: Los Embajadores Criollos

Llega a mi mente
Triste recuerdo
De la desgracia
Que enlutó al Perú
Canga, Icaza
Dos aviadores
Que hoy recordamos
Con triste dolor

Fue la esperanza de los peruanos
La férrea mano que el destino las cegó
Sacrificando sus propias vidas
Le dieron gloria a la nación!

De Roma a Lima
Salió la nave
Y en Casablanca aterrizó
Y en aquel sitio
Quiso el destino
Ser el testigo
De aquella acción
"Alas Peruanas" a ti te pido
Dar mas aliento
A la Aviación Nacional.

Alas Peruanas - Los Embajadores Criollos

Historia

Este fatal acontecimiento merece por lo menos una breve reseña. El Comandante de Aeronáutica Pedro Canga Rodríguez, pionero en rutas aéreas a través de las montañas sudamericanas, escogió como acompañantes al Sub Oficial Maestro de Aviación de Primera Alfredo Icaza Contreras y al Sub Oficial de Aviación de Primera Radiotelegrafista Luis Villanueva Puente, y se embarcó rumbo a Italia en 1939. Durante el frío invierno de junio-julio en Roma, se levantaba temprano y acudía al campo de aviación con libros y apuntes trabajados durante la noche, para con ayuda de técnicos italianos, poner a punto la máquina. El plan era volar la ruta Roma-Casablanca-Puerto Praia. Luego de cruzar el Atlántico Sur hasta Natal, en Brasil. De ahí volarían a Belén do Para, para tocar suelo peruano en Iquitos y de ahí a Lima. Pensaban recorrer unos 18 mil kilómetros, el 1º de agosto de 1939 A las 00 horas y 10 minutos, partió el avión CA-310 desde el campo de Guidonia rumbo a Casablanca, en Marruecos. Enrumbaron hacia el Mar Tirreno, sobrevolaron Cerdeña, bordearon la costa norte de África y aterrizaron en Rabat. Como se dieron cuenta que ese no era el punto acordado, inmediatamente despegaron hacia Casablanca. Al día siguiente, 2 de agosto de 1939 salieron temprano rumbo a Puerto Praia, en el archipiélago de Cabo Verde. Luego de haber volado unos 500 km., sobre Agadir, el motor derecho empezó a perder aceite, al punto que el piloto decidió retornar a Casablanca.

Allí, los mecánicos de Caproni hubieran podido solucionar el problema, sin embargo, el motor derecho término por apagarse. Canga, experto en volar las selvas y cordilleras peruanas, decide aterrizar de emergencia en Azemmour. La maniobra se ejecuta perfectamente, hasta que en su recorrido por tierra la rueda izquierda se hunde en un hoyo, el ala choca con el suelo, el avión revira, capota y se incendia. El Sub Oficial Villanueva logra ser rescatado por un grupo de beduinos que iban en una caravana de camellos, es rescatado por una puerta y salvarse con heridas, pero sus compañeros, atrapados en sus asientos, perecieron en el accidente.

Referencia:
xxx


Regresar al Portal de Música Criolla