El Dr. Jorge Elías Adoum
Mago Jefa

xxx         xxx         xxx


CAPÍTULO I
EL SIMBOLISMO MASÓNICO

EL MAESTRO PERFECTO Y SUS MISTERIOS
QUINTO GRADO


Adoum
JORGE ADOUM


1. La Masonería tiene un lenguaje sagrado que se llama SIMBOLOGÍA.

Estos símbolos representan los principios eternos de la Ley Natural y no pueden ser cambiados ni alterados porque son el lenguaje de la Verdad que emana del Absoluto.

Una doctrina tiene necesidad de un LENGUAJE UNIVERSAL E INMUTABLE, TANTO EN SU FORMA COMO EN PROFUNDIDAD, y como en las figuras, no en lo que estas expresan. El sentido oculto y problemático de las palabras ha sembrado confusión y desorden en el mundo en todos los tiempos, haciendo que el género humano abandonara lo razonable y verdadero.

“Los cristianos de Oriente y Occidente discutieron y se combatieron ferozmente durante cuatro siglos; los más fuertes degollaron a los más débiles, sin más razón que esta frase absurda: Dios lo quiere (Dareres: Estudios Filosóficos).

El idioma simbólico es uno e indivisible, sin que se pueda modificar lo que sus figuras significan y expresan. Los idiomas nacionales no pueden ofrecer la misma ventaja porque se transformarían sin cesar y degenerarían rápidamente con sus sentidos figurados y sus metáforas e hipérboles. Esto nos enseña que los tropos no expresan más una idea, mientras que los símbolos forman un cuadro, representando todas las ideas de un objeto.

El idioma simbólico es un arte, y el arte es un pensamiento mudo, el cual nunca se reproduce mejor que por medio de imágenes. Las palabras pueden describir y enseñar una religión al intelecto, pero únicamente los símbolos tienen el privilegio de que, mientras hablan a los ojos, revelan al espíritu todos los atributos de la Naturaleza”.

Dareres continúa diciendo: “Una lengua universal, en lugar de corromperse, se perfecciona y enriquece a medida que envejece, y es preciosa ayuda para una Institución que, difundida en toda la superficie de la Tierra, se halla dividida en pequeñas corporaciones independientes entre sí. Y esto porque por ella se conservan la unidad de la fe, la pureza de la doctrina, la ortodoxia de su ley, la homogeneidad de la enseñanza y el fluido eléctrico de la ciencia social, lo cual se comunica por doquier con la misma fuerza, produciendo también los mismos efectos por igual”.

En la Masonería hay misterios que el Espíritu debe comprender y sentir, sin tratar de definirlos. El símbolo representa lo que es creencia y fe, pero la lógica de la palabra no puede explicarlo. El Símbolo de los Sefirots, de los cabalistas, que contiene en un cuadro sencillo los atributos de Dios y sus propiedades espirituales, es una imagen grandiosa y sublime que nos inspira admiración y respeto, pero que nos impone humildad y devoción.

Toda doctrina que materializa su fe y revela sus Misterios desaparece. El Catolicismo subsiste por los Misterios de sus Sacramentos, y la Masonería prevalece por su incomunicable Secreto que preocupa a Roma y su corte.

2. Hermano aspirante a Maestro Perfecto, ¿sabes quiénes fueron Eliphas Lévi, Ragon, Oswald Wirth, Papus, etcétera, etcétera?

Si no los conoces, te pareces a un mahometano que no conoce al fundador de su religión, ni el lugar en el que fue fundada, o si no, a un cristiano católico que nunca oyó hablar del papa de Roma.

Pues bien, estos Superhombres fueron los verdaderos depositarios de los Misterios y del SECRETO MASÓNICO, y en el siglo pasado se esforzaron por devolver a la Escuela Masónica su valor Iniciático, su finalidad espiritualista y su poder mágico, que había perdido por influencia del ambiente, el cual la convirtió en un organismo social dedicado a la lucha política y religiosa.

El objetivo de la Masonería es transformar al hombre en SUPERHOMBRE, en un Dios. La Masonería, la religión, la medicina, etcétera, no son responsables de las faltas y defectos de sus ministros, hijos todos del egotismo de la época. La Masonería contiene todas las tradiciones y ciencias en sus símbolos y ritos; oculta todos los Misterios en sus rituales y guía al hombre por el camino de la Verdad hasta DIOS.

Puesto que la Masonería es de origen Iniciático, está provista de dos aspectos: uno, externo y circunstancial, y el otro, interno y de carácter secreto.

3. Como una Escuela Iniciática, la Masonería tiende a liberar al hombre de su esclavitud mental, pero esta liberación debe ser paulatina, a medida que el hombre avance intelectualmente. Luego veremos cómo los Magos y Sacerdotes dividían los misterios en menores y mayores, y externos e internos, y en leyendas y verdades.

La Leyenda de Salomón e Hiram Abiff es una de ellas.

Los masones ilustrados no conceden importancia histórica alguna a las famosas tradiciones que ubican originalmente a la MASONERÍA EN EL TEMPLO DE SALOMÓN, y tienen la seguridad de que Salomón no tuvo arte ni parte en la formación de la Masonería. Sin temor de equivocarnos, podemos afirmar que Salomón, el creado por la Biblia, nunca fue siquiera un Iniciado porque, como dice M. Huet, si yo quisiera escribir la novela o la historia de un asesino, tomaría como héroe a David o a su hijo Salomón. Hay dos SALOMONES en la Biblia: el primero es aquel Superhombre, Símbolo del ser perfecto, verdadero y SIMBÓLICO Iniciado “a quien EL SEÑOR SE APARECIÓ Y DIJO: PIDE LO QUE QUIERAS Y TE LO DARÉ... Y SALOMÓN RESPONDIÓ ASÍ AL SEÑOR: DA A TU SIERVO UN CORAZÓN DÓCIL PARA QUE PUEDA HACER JUSTICIA A TU PUEBLO Y DISCERNIR ENTRE EL BIEN Y EL MAL”. Pues bien, la Masonería adoptó a este Salomón Simbólico en sus leyendas, como ejemplo de virtud y perfección. Pero no adoptó al segundo Salomón, descripto por la Biblia, el cual cometió más crímenes y asesinatos que Calígula y Nerón.

Buscar el origen de la Institución no conduce a nada. La historia de la Masonería es la misma de todas las sociedades Iniciáticas: ES UN HECHO DE LA NATURALEZA, el cual escapa al intelecto del hombre.

La Masonería fue perseguida por papas y reyes, pero continúa luchando contra el despotismo, la tiranía y la intolerancia, izando la gloriosa bandera de la LIBERTAD, la IGUALDAD y la FRATERNIDAD (LA FRATERNIDAD UNIVERSAL). Cada religión, cada Escuela Iniciática subsiste por sus Misterios, como lo veremos en los capítulos siguientes.



Y que la Masonería siga no siendo nada a los ojos del iluso es la mejor prueba de su valor




Click--> Anexo al Portal Masónico del Guajiro <--Click