Las Manos

xxx

Sandro

Qué hermosas son las manos
del humilde labrador;
que se sumen en la tierra,
que trabajan sol a sol.

Qué bonitas son las manos
de una novia en el altar;
y qué tristes son las manos
que van en un funeral.

Diga usted, si hay más ternura
que se pueda imaginar
que en las manos pequeñitas
de los niños al rezar.

Todo aquel que tenga madre
no podrá jamás negar
que las manos de una madre
no se pueden comparar.

Y aquel que no la tenga...
que perdone mi canción,
pues quiero hablar de manos santas,
las de madres ¡esas son!

Pero hay manos que son garras,
cegadas por la ambición,
que ordenan ¡a la guerra!
y siembran desolación.

Pero hay dos manos que el hombre
hace tiempo ya olvidó,
manos que fueron golpeadas,
humilladas por el odio y el rencor;
manos que hicieron milagros,
manos que dieron amor,
miren bien... quiero que vean...
¡pues son las manos de Dios!




"Los pueblos que olvidan sus tradiciones no saben de donde vienen ni saben adonde van, y se convierten en un conglomerado amorfo sin dirección ni sentido..."
Jaime Dávalos

xxx

“Despojados de su memoria, los pueblos se opacan mueren y suelen morir en medio de la algarabía de imaginar que el pasado no interesa, aturdidos por voces que llaman a no recordar, apalabrados por ilusionistas que susurran que hoy todo empieza de nuevo. Las raíces pueden secarse si una voluntad de memoria no se opone a la voluntad de olvido. Sin esta finalidad no hay ética posible”.
Héctor Schmucler




Búsqueda en el Portal del Guajiro